Blogia
DinoDetectives

Paleontología

Reptil del Viento

La Revista Brasileira de Paleontología acaba de publicar un artículo en el que se describe el nuevo saurópodo Aeolosaurus colhuehuapensis Es un trabajo firmado por los colegas de la Universidad Nacional de la Patagonia en Comodoro Rivadavia (Chubut, Argentina). El nuevo saurópodo proviene de la Formación Bajo Barreal (final del Cretácico) en Chubut; en la cual también se han encontrado otros dinosaurios como el saurópodo Epachtosaurus sciuttoi, terópodos como Xenotarsosaurus bonapartei u ornitópodos como Notohypsilophodon comodorensis.
El nuevo saurópodo es un ejemplar fragmentario como se puede ver en la publicación original, pero presenta unas vértebras caudales con un carácter exclusivo, como es la posición anterior de las prezigapófisis que lo diferencia del resto de titanosaurios descritos. Por tanto es distinto de Aeolosaurus rionegrinus, el otro representante del género, que se conoce en el Campaniense-Maastrichtiense de la provincia de Río Negro (Argentina). Aeolosaurus también se ha citado en la provincia Adamantina (Brasil).

Si te interesa la referencia completa es (el pdf es gratis)
Casal, G., Martínez, R., Luna, M., Sciutto, J. C. y Lamanna, M. 2007. Aeolosaurus colhuehuapensis sp. nov. (Sauropoda, Titanosauria) de la Formación Bajo Barreal, Cretácico Superior de Argentina. Revista Brasileira de Paleontologia, 10, 1, 53-62. 

http://aragosaurus.blogspot.com/
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Una buena Madre

Maiasaura (reptil buena madre) es una de las muchas especies de dinosaurios con pico de Pato que vivieron en Norteamérica durante el Cretácico superior.

El Maiasaurua fue descubierto por el paleontólogo Jack Horner (asesor paleontológico de las películas de Jurassic Park) y Robert Makela. Se nombro haci al dinosaurio después de haber sido encontrados varios nidos con restos de cáscaras de huevo en un orden jerárquico en la formación Two Medicine en Montana occidental. Esta fue la primera prueba en su momento de que los grandes dinosaurios cuidaban a sus crías. 200 especimenes se han encontrado, abarcando todos los rangos de edad, desde las crías recién nacidas, pasando por las jóvenes adolecentes, los subadultos y los adultos en plenitud.

Dinosaurios: Gigantes de la Patagonia

Un viaje al pasado, de 100 millones de años atrás, para conocer a las enormes criaturas que habitaban el sur del actual continente americano, es lo que muestra la cinta Dinosaurios, Gigantes de la Patagonia, que se estrenará en tercera dimensión, este 12 de Mayo, en la megapantalla de Papalote, Museo del Niño. Guiados por el paleontólogo Rodolfo Coria, el público conocerá de cerca la forma de vida de esos enormes saurópodos, unas de las más grandes criaturas que han habitado la Tierra y que escogieron la Patagonia como su territorio.

forum resmi 

Combinando la animación computarizada y con escenas de investigación real, el profesor Coria muestra los más importantes hallazgos de dinosaurios que ha realizado en el extremo sur del continente americano, donde destaca el descubrimiento del Argentinosaurio huinculesis, el mayor dinosaurio que ha caminado sobre el planeta. Con la narración del conductor de televisión, Víctor Trujillo, Coria presenta los restos encontrados de este enorme saurópodo herbívoro, de cuatro patas, con cuello de hasta 32 metros de largo y con el peso equivalente al de 15 elefantes.

En este viaje por el tiempo también se verá al causante de la extinción de los dinosaurios, un meteorito que al mirarlo en el cielo ofrece un espectáculo bellísimo, pero que al chocar con la Tierra provocó una catástrofe que acabó con muchas formas de vida, pero al mismo tiempo dio paso a otras que sobreviven hasta el día de hoy. Sin embargo, antes de este impacto, el espectador observará cómo era el ambiente en esa época: un entorno totalmente diferente al que hoy conocemos, con vegetación exuberante, temperaturas muy altas y el nivel del mar muy elevado.

forum resmi

También descubrirán cómo el sur de América formaba parte de la Gondwana, un antiguo bloque continental compuesto por África y Sudamérica, justo después de la desintegración de la Pangea, cuando todos los continentes estaban unidos. La cinta nos muestra igualmente a uno de los mayores raptores de la Patagonia, el Unenlagia, un dinosaurio de dos patas, cubierto con plumas, que se alimentaba de los huevos de los Argentinosaurios.

Y aunque hasta hace muy poco tiempo se pensaba que el Tiranosaurio Rex era el rey de los depredadores, Coria nos muestra, a través de sus descubrimientos, que en realidad en América del Sur vivió un dinosaurio más grande y feroz, denominado Gigantosaurio, que quiere decir "Lagarto gigante del sur". Dinosaurios, gigantes de la Patagonia , es la cinta 45 que se exhibirá en Papalote, Museo del Niño, la cual se prevé permanezca en cartelera por nueve meses.


La Tierra una Bola de Nieve

Científicos de la Universidad de Yale aportan las primeras pruebas que apoyan la teoría "Tierra bola de nieve", que sostiene que en el pasado, nuestro planeta estuvo cubierto completamente por el hielo en varias ocasiones.



Un estudio realizado en los Estados Unidos descubre que el campo magnético de la Tierra ha cambiado poco durante los últimos 2 000 millones de años, lo cual apoya las hipótesis de “Tierra bola de nieve”.
Los hallazgos de David Evans, de la Universidad de Yale, y sus colegas, eran hasta ahora solo predicciones, pero no existían pruebas.
El campo magnético de la Tierra deja una huella delatora en ciertas rocas, que puede ser usada para inferir información acerca de la latitud a la que se formaron estas, comenta Evans. Pero si el campo magnético de la Tierra primigenia hubiera sido notablemente distinto al campo bipolar axial que tenemos hoy en día, esta interpretación podría perder respaldo.
Evans recopiló una base de datos global de las rocas evaporíticas (que provienen de la precipitación de sales al evaporarse el agua; por ejemplo la halita -sal común- o los yesos) formadas durante los últimos 2 000 millones de años. Encontró que las propiedades magnéticas de las rocas sugerían que, como ahora, la media del campo magnético de la Tiera era predominantemente un dipolo axial, lo cual apunta a que en el Neoproterozoico hubo probablemente una “Tierra bola de nieve” envuelta en hielo.

Geofísicos como Paul Hoffman de la Universidad de Harvard han debatido la idea [de pasados episodios de Tierra bola de nieve] durante décadas, argumentando en su favor que los depósitos rocosos en los glaciales de al menos dos eras, una de hace 600 millones de años y otra de hace aproximadamente 2.200 millones de años, prueban que el planeta estuvo enteramente cubierto por una corteza de hielo durante aquellos tiempos.
Los críticos con la idea han mostrado dos objeciones principales al respecto. Algunos sugieren que la inclinación de la Tierra con respecto al sol era más acusada en esos períodos de tiempo (tal vez de más de 54 grados en lugar de los actuales 23,4), lo cual situaría a los polos en lugares inesperados.
Otros dicen que científicos como Hoffman no pueden usar el campo magnético de la Tierra, como lo ha hecho, para hacer dataciones geológicas. Los que apoyan la “bola de nieve” asumen que el campo magnético apuntaba en la dirección de eje de rotación terrestre en aquellas antiguas épocas, tal y como lo hace ahora, y que la evidencia geológica basada en ese fundamento apoya la teoría de la Bola de Nieve.
Los críticos sostienen que el asunto no admite discusión, porque las alineaciones dejadas en los granos de roca indican que en aquellos tiempos el campo apuntaba lejos de los polos y del eje de rotación terrestre. De modo que habría que desembarazarse de todas las suposiciones relacionadas con las dataciones geológicas y que sin mediciones magnéticas que muestren dónde estaban las rocas, la teoría bola de nieve se queda sin apoyos.
Pero un nuevo estudio, publicado en la última edición de la revista Nature, añade nuevos apoyos a un período “Bola de Nieve”, al menos durante la más reciente era del “Neoproterozoico”. En el estudio, el geólogo de la Universidad de Yale David Evans, ha compilado registros de las sales evaporadas dejadas en las rocas durante un período que va desde hace 5 millones de años hasta los 2.250 millones de años. Estas “evaporitas” son los restos depositados en el fondo de los lagos de sal y en las planicies salinas.
Estos lagos salinos desecados se dieron en latitudes cuyos rangos oscilan entre los 15 y los 35 grados norte o sur, dependiendo del hemisferio, comenta Evans. Cerca del ecuador, las condiciones son demasiado húmedas y cerca de los polos demasiado frías como para que se formen estos depósitos. De modo que rastreando los lugares donde aparecieron las evaporitas en el registro geológico nos indica dónde se encontraba en aquellos tiempos el ecuador emparedado como un sándwich. Según el estudio, la localización del ecuador y el registro “paleomagnético” indica que la inclinación de la Tierra no estaba descentrada y que el campo magnético estaba alineado con los polos.
Por tanto “según esto, la hipótesis Tierra bola de nieve permanece como el modelo más viable” concluye Evans en el estudio. La evidencia de un polo magnético más o menos estático parece más fuerte durante el intervalo que va desde nuestros tiempos hasta hace 250 millones de años, y desde hace 600 millones de años hasta hace 2.500 millones de años, las eras “bola de nieve”, comenta el geofísico Edward Irving, del Centro Neocientífico del Pacífico Canadiense, en un comentario que acompaña al estudio.

¡Saurópodos, Tetanuros y Ornitiquios a escala!

Le agradesco a Niñosaurio quien hizo los gráficos a escala.
Presionar las imágenes para verlas en tamaño completo

Presionar para ver la imagen en tamaño completoSauropoda es un grupo que incluye a herbívoros de cuello largo, fueron los animales terrestres más grandes que hayan existido.
Hubo barias familias, pero todos poseían una apariencia similar como cabeza pequeña, un largo cuello, patas robustas y una larga cola.
En la imagen de Niñosaurio podemos ver desde arriba a los Titanosáuridos, los Diplodócidos, los Braquiosáuridos y finalmente un grupo más o menos irregular, formado por Turiasaurus, Breviparopus y los familiares del Euhelopus (Mamenchisaurus e Hidiesaurus)

Presionar para ver la imagen en tamaño completoTetanurae es un clado de grandes depredadores que aparecieron en el Jurásico, estos dinosaurios estaban estrechamente relacionados con las aves, de hecho, las aves son los únicos representantes vivientes de este grupo. En un principio los tetanuros tenían la cola rígida en su parte posterior, debido a sus articulaciones, y poseían dos grandes ventanas en la mandíbula superior para hacer más ligero su cráneo.

Presionar para ver la imagen en tamaño completoOrnithischia es uno de los grandes grupos que dividen a los dinosaurios, el otro es el Saurichia (los saurópodos y tetanuros vistos anteriormente pertenecen a éste). Los Ornitiquios se distinguen porque en sus caderas, el pubis desarrolla un elemento posterior, parecido a una rama fina, que corre paralelo al isquion

Langosta a la Mexicana

 

 

 

Científicos mexicanos encontraron el fósil de langosta más antiguo del mundo, de unos 110 millones de años, junto con otros hallazgos similares en una excavación en el sureño estado de Chiapas. El geólogo Francisco Javier Vega Vera de la UNAM dijo que el fósil, del género Palinurus palaceosi, es el que tiene mayor antigüedad de los que se han encontrado en todo el Mundo y el primero en el continente americano, ya que los anteriores hallazgos fueron en las costas de África. Originalmente se pensaba que la langosta era originaria de África pero con este hallazgo en América se pone en duda esa hipótesis, dijo el especialista de la UNAM. Sin embargo el científico también explicó que esta especie habita actualmente en costas africanas.                         

Los estudios demostraron que la estructura morfológica de la Palinurus no se modificó con el paso del tiempo, por lo que se considera como un fósil viviente. El fósil fue bautizado con el nombre de Palaceosi en honor a Eliseo Palacios, paleontólogo de Chiapas. La langosta y otros fósiles de cangrejos, insectos, peces y plantas fueron mostrados por el director del Instituto de Historia Natural de Estado de Chiapas, Marco Antonio Coutiño, en la sede de esta institución en Tuxtla Gutiérrez, donde serán estudiados.  Agregó que los fósiles fueron localizados en las localidades de El Chango y El Espinal del municipio de Ocozocuautla, centro del Estado, en donde se realizan excavaciones paleontológicas desde hace unos 15 años.    

Los estudios han revelado que algunos de los crustáceos localizados tienen una antigüedad de unos 70 millones de años, y muestran que la histórica geológica de esta zona de Chiapas corresponde a ambientes marinos. Precisó que la morfología de la zona indica que no hubo modificaciones sustanciales pese a los cambios climáticos de la tierra y podría ser el sitio de origen de varias especies de plantas y animales.

 

Oldest lobster fossil image

In Ovum

 

El investigador canario Roberto Quevedo ha realizado el primer descubrimiento de un embrión de dinosaurio en España, al detectar huesos compatibles con una nueva especie carnívora en el interior de un huevo, sin que para ello tuviera que romperlo. Este huevo fue adquirido en un comercio londinense y procedía de Mongolia. Tras varios años de trabajo y la aplicación de técnicas tan diversas como las usadas para tratar imágenes en medicina y en astronomía, Quevedo obtuvo hace meses la certeza de que este embrión no pudo nacer, hace 70 millones de años, debido a algún problema que espera todavía desentrañar con un estudio más profundo de este fósil. Entre las posibilidades que impidieron que el pequeño dinosaurio naciera, Quevedo destaca, en principio, la asfixia.

Otro de los hallazgos en este huevo es una huella de unos doce centímetros de un tridáctilo, que también podrá ofrecer información para averiguar qué dinosaurios rodearon al huevo.

Esta noticia es del 2002

¡¡¡Hongos gigantescos!!!

Científicos estadounidenses por fin han encontrado la identidad del misterioso fósil prehistórico al que no lograban clasificar desde hace más de un siglo. Se trata de un hongo gigante, de ocho metros de altura, que vivió en la era Devónica temprana, hace más de 350 millones de años, y que se extinguió en la etapa tardía, según un estudio publicado por la revista 'Geology'. Los análisis químicos del organismo, conocido como ''Prototaxites'', han descartado que el fósil corresponda al de un conífero, algún tipo de alga o liquen. Varios científicos lanzaron teorías sobre el origen del fósil, pero nada se había podido comprobar hasta ahora. En 2001 Francis Hueber, del Museo de Historia Natural, en Washington, creyó que se trataba de un hongo, pero no tuvo suficientes argumentos para probarlo, según señala la revista 'New Scientist'.

Lo que llamaba la atención de este organismo, que se ha encontrado en varios lugares del mundo, era su compleja estructura, formada por grandes troncos y miles de finísimos tubos trenzados entre sí. Su extraña composición y su gran tamaño sembraron dudas en los estudiosos, que consideraban improbable que un hongo tan grande pudiese alimentarse con facilidad en aquella época. Incluso ahora, el gigantesco hongo sigue asombrando a los científicos. "Un hongo de ocho metros  de altura no tiene sentido, pero aquí está el fósil", afirmó C. Kevin Boyce, geofísico de la Universidad de Chicago, en Illinois, que encabezó la investigación.

Según Boyce, la clave para determinar que ''Prototaxites'' es un hongo fue su contenido de carbono en comparación con el de otras plantas que vivieron hace unos 400 millones de años. Los hongos, entre ellos la levadura, el moho y las setas, no son ni animales ni plantas. Más bien se les considera parientes cercanos de los animales pese a que ellos absorben los alimentos en lugar de comerlos. Cuando vivió 'Prototaxites', aún no existían los primeros animales vertebrados y sobre la faz de la tierra sólo había insectos, gusanos y plantas que no superaban el metro de largo. Los científicos consideran que los enormes hongos contrastaban con el paisaje de aquella época y que se extinguieron en el período Devónico tardío, cuando empezó la competencia con árboles y arbustos.

Mamut en Tarragona

Un equipo de arqueólogos ha localizado en la finca de La Boella, situada entre La Canonja y Tarragona, una defensa o colmillo de mamut que podría otorgar al yacimiento un millón de años de antigüedad.Los investigadores del Instituto Catalán de Paleoecología Humana y Evolución Social (IPHES) y del Área de Prehistoria de la Universidad Rovira i Virgili (URV) de Tarragona han descubierto restos de un 'Mammuthus meridionalis', unas piezas "de gran importancia paleontológica porque hay muy pocas", informaron fuentes de la URV.Junto a estos restos, se han localizado dos molares, también de mamut, aunque los exámenes preliminares no han podido determinar, por el momento, si pertenecen o no al mismo ejemplar.

Por encima del nivel donde ha aparecido el mamut se han encontrado herramientas de sílex que "avalarían la presencia humana en estos parajes hace más de medio millón de años", y un foso agrario relleno con algunos materiales cerámicos romanos. El hallazgo del mamut y las industrias líticas son "muy importantes" para profundizar en el conocimiento de las primeras dispersiones humanas que, procedentes de África, llegaron a Europa hace más de un millón de años, según Josep Vallverdú, responsable de la excavación y miembro del IPHES-URV. De esta manera, La Boella "se sitúa en la misma línea de investigación, y en una edad similar, de yacimientos como Atapuerca y Orce", pese a que hasta hace 10 años se consideraba que en Europa no había habido población humana antes de hace 500.000 años.

Woolly mammoth

Bienvenido Martínez, investigador del ICREA (Institución Catalana de Investigación y Estudios Adelantados), asociada al IPHES, ha apuntado que los restos de dientes encontrados "corresponden a los terceros molares superiores, derecho e izquierda, pertenecientes al mismo individuo de la especie Mammuthus meridionalis".Estas piezas dentales son de corona muy baja (braquidontos) y presentan respectivamente 14 y 15 láminas, por lo que "atendiendo a este número, lo habríamos de adscribir en una forma tardía de la mencionada especie, los últimos registros de la cual, en Europa, se sitúan en torno a los 800.000 y el millón de años". "Este dato indicaría una cronología para el yacimiento de La Boella próxima al millón de años", apuntó Martínez.El 'Mamuthus meridionalis' era un elefante de grandes dimensiones, de hasta 4,5 metros de altura, conocido por sus grandes defensas o colmillos con varias curvaturas y que podía llegar a pesar hasta 12 toneladas, es decir, el doble de los elefantes actuales. Este animal, que comía hierbas y ramas, necesitaba espacios con mucha agua para vivir, y se cree que su vida en La Boella transcurría en un ambiente muy cálido y húmedo. Se sabe que es una especie que vivió en Eurasia hace entre 2,5 millones y 800.000 años, y, para concretar las fechas, Jordi Agustí, investigador del IPHES, estudiará los microvertebrados presentes en los depósitos sedimentarios de La Boella, que tienen un margen de error de hasta 200.000 años y pueden dar una datación más precisa.

"En este sentido, el lavado y el cribado de los sedimentos con agua asociados a los restos arqueológicos -comenta Josep Vallverdú- son de capital importancia en esta campaña de intervención en La Boella, un trabajo que se lleva a cabo in situ, en las mismas instalaciones de esta finca, gracias a la colaboración de los propietarios". Las excavaciones en La Boella, llevadas a cabo después de que las lluvias de este invierno pusieran al descubierto restos craneales, dientes y defensas de elefante, tenían que finalizar el jueves, pero está previsto que se alarguen varios días más.

Un Pequeño Dinosaurio hace honor al Gran Darwin

Aniksosaurus darwini, garra fosilizada

 Medía sólo 2 metros de largo y pesaba nada más que 50 kilos, un porte incapaz de infundir temor alguno en un mundo habitado por dinosaurios carnívoros de 14 metros de largo y con pesos del orden de las toneladas. Quizás era justamente su reducido tamaño el que llevó al Aniksosaurus darwini a pasearse en grupo.

Este pequeño dinosaurio carnívoro, cuya descripción ha publicado la Revista del Museo de Ciencias Naturales de Buenos Aires, vivió hace entre 91 y 96 millones de años en lo que es hoy la Patagonia Argentina. Más precisamente, sus restos fueron desenterrados a 270 kilómetros al nordeste de Comodoro Rivadavia, Chubut, cerca del pueblo de Buen Pasto. "Encontramos restos de por lo menos cinco ejemplares adultos. Son alrededor de 50 huesos: una pata articulada, algunas vértebras del cuello, de la espalda, de la cola. El miembro posterior está bastante completo, y del anterior tenemos sólo el húmero, la ulna y una garra", comentó Rubén Martínez, investigador del Laboratorio de Paleovertebrados de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, en Comodoro Rivadavia.

Los restos fueron hallados en una toba muy pura, sin señales de transporte, por lo que se interpreta esto como una prueba de gregarismo de la especie. Existen pocas dudas sobre el comportamiento gregario de la especie, pero la pregunta es: ¿se juntaban para cazar o para no ser cazados? "El hallazgo de varios especímenes juntos en un mismo yacimiento podría interpretarse como evidencia de la difundida idea de que los dinosaurios carnívoros vivían en grupos y cazaban en forma coordinada, como lo hacen hoy los leones en la sabana africana", comenta el doctor Fernando Novas, paleontólogo del Museo de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia. "Sin embargo -agregó Novas, investigador del Conicet y coautor de la descripción del Aniksosaurus-, aunque la evidencia parece firme en indicarnos que los Aniksosaurios se reunían en grupos, dudamos mucho que hayan desarrollado aptitudes de caza compleja. Al contrario, creemos más probable que se congregaran alrededor de cadáveres de otros dinosaurios, para alimentarse de dinosaurios que habrían muerto de forma natural o por el ataque de carnívoros de gran porte."

Pero los mismos fósiles de los que Martínez y Novas se valieron para describir esta nueva especie sugieren que el Aniksosaurus no era precisamente lo que los paleontólogos llaman un "top predator". Lejos de ubicarse en la cima de la cadena alimentaria del Cretácico Superior temprano chubutense, este "pequeño" dinosaurio carnívoro debió haber sido una buena presa, incluso para otras fieras aún más pequeñas. Entre los huesos desenterrados hay un fémur en el que se preservan diminutas marcas triangulares, opuestas entre sí, las cuales pertenecerían a la dentadura de algún animal carnívoro mucho más pequeño que el propio Aniksosaurus.

Una esponja muy antigua

 

Científicos de las Universidades de Zaragoza, Valencia y Complutense de Madrid han descubierto en la pequeña localidad Zaragozana de Murero una nueva especie de esponja fósil de hace más de 510 millones de años, el primer registro de este tipo de fauna que aparece en Europa. El descubrimiento de esta nueva especie, denominada Leptomitus conicus, en el yacimiento Cámbrico de Murero ha sido realizado por investigadores del grupo Patrimonio y Museo Paleontológico de la Universidad de Zaragoza, junto con otros de las de Valencia y Complutense, y se ha publicado en la revista inglesa 'Palaeontology'. La nueva especie de esponja, pequeña y de aspecto cónico, vivía anclada sobre los fondos blandos de una extensa plataforma marina de la que formaban parte los estratos cámbricos de Murero. Las frágiles esponjas cámbricas sólo fosilizan en condiciones excepcionales, siendo éste el primer registro de este tipo de fauna que aparece en Europa, lo que ha permitido conocer mejor la distribución biogeográfica de este grupo, que se creía que estaba restringida a Estados Unidos, Canadá y China.

El yacimiento de Murero, considerado la "capilla Sixtina de los trilobites cámbricos", es famoso por la abundancia y diversidad de las especies de este grupo fósil de las que se han inventariado, sólo en esta área, ya más de setenta. El artículo que publica 'Palaeontology' está firmado por Diego C. García-Bellido, del Departamento de Paleontología del Instituto de Geología Económica, del (CSIC-UCM); por Rodolfo Gozalo y Juan B. Chirivella Martorell, del Departamento de Geología de la Universidad de Valencia, y por Eladio Liñán, de Departamento de Ciencias de la Tierra, Universidad de Zaragoza. El Grupo Patrimonio y Museo Paleontológico, dirigido por el profesor de la Universidad de Zaragoza Enrique Villas, es uno de los equipos de investigación universitarios reconocidos por el Gobierno de Aragón y está adscrito al Departamento de Ciencias de la Tierra de la Facultad de Ciencias.

Su objetivo general es el estudio del patrimonio paleontológico de Aragón y su proyección museística y presenta distintas líneas de investigación que, en general, estudian las faunas marinas y la flora durante los últimos 600 millones de años en Aragón. Una de estas líneas analiza los cambios climáticos durante el Ordovícico, especialmente el registro en Aragón de la glaciación que tiene lugar al final de este periodo. Otra línea de investigación estudia las floras de la Era Mesozoica, especialmente las representadas en Aragón, y otra línea analiza los invertebrados marinos de edad jurásica. En este Grupo Patrimonio y Museo Paleontológico se engloba también la línea de investigación liderada por el profesor Eladio Liñan, que estudia la explosión de la vida durante el periodo Cámbrico y que ha sido el que ha localizado la "Leptomitus conicus".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Colageno de Tiranosaurio

Dos estudios dirigidos por la Universidad del Estado de Carolina del Norte en Raleigh y el Centro Médico Diaconesa Beth Israel en Boston (Estados Unidos) respectivamente y publicados esta semana en la revista 'Science' muestran cómo la evolución de las técnicas de estudio de los restos fósiles ha permitido descubrir y analizar restos de colágeno en fósiles que poseen una antigüedad de decenas de millones de año. Los investigadores han detectado una proteína del colágeno en restos óseos de 'Tiranosaurio Rex' y mastodonte, un descubrimiento sorprendente, dado que se creía que este tipo de material no se podía preservar en los fósiles. El método utilizado para identificar estas proteínas podría revelar vínculos evolutivos entre las especies vivas y las extinguidas.

Los investigadores descubrieron recientemente un fémur de un 'T-rex' en la Formación Hell Creek, al este de Montana (Estados Unidos), que parecía contener tejidos blandos internos que incluían vasos sanguíneos en el hueso. Los investigadores de Carolina del Norte, dirigidos por Mary Higby Schweitzer, han analizado en profundidad estos tejidos utilizando una variedad de técnicas hasta mostrar que los tejidos de dinosaurio desmineralizados contienen colágeno 1, el principal componente orgánico de los huesos. Los autores proponen que las proteínas podrían haber conseguido preservarse debido a la existencia de radicales libres que provocaron que se unieran de forma irreversible a otras moléculas, manteniendo las proteínas fuera del proceso de fosilización.

En el estudio, liderado por John M. Asara, los investigadores utilizaron una técnica llamada espectrometría de masa para analizar la muestra del 'T-rex' de 68 millones de años así como otras de mastodonte procedente del 'Museum of Rockies' de Montana. En esencia, la espectrometría supone descomponer una muestra en sus componentes de iones y medir sus masas para determinar la constitución química de la muestra. Los investigadores utilizaron una versión sofisticada de esta técnica en las muestras de ''T-rex'' y mastodonte y compararon los resultados con los datos de colágeno de animales existentes en la actualidad, identificando algunas de las secuencias de péptidos de las proteínas de colágeno antiguas. Por ello, los autores explican que en algunos casos existe la posibilidad de conseguir información genética de especies extinguidas preservadas durante decenas de millones de años.

El Misterio Africano

Spinosaurus aegyptiacus - click on the picture to go back

Spinosaurus cuyo significado es (reptil espina) y creo que no tengo que explicar porque

Este dinosaurio terópodo vivió en lo que hoy es el Norte de África, durante el Albiense y hasta el Cenomaniense temprano todo esto en el periodo Cretácico, hace entre 95 y 93 millones de años atrás. Aun no se sabe a ciencia cierta si eran una o dos especies. Pero la más conocida es S. aegyptiacus de Egipto, y la segunda especie es S. marocannus de Marruecos.

El distintivo de estos grandes reptiles eran sus altas espinas (grandes extensiones de las vértebras) que llegaban a medir hasta 2 metros de alto. La teoría mas aceptada es que las ''espinas'' estaban cubiertas de piel y vasos sanguíneos como una vela, pero varios científicos han sugerido que estaban cubiertas de músculo y que formaban una especie de joroba o giba.

De acuerdo a un estudio relaizado por el paleontólogo Cristiano Dal Sasso del Museo Cívico de Historia Natural de Milán y sus colegas en 2006, es el más grande entre los Dinosaurios carnívoros de todos los tiempos, incluso más grande que el Carcharodontosaurus, el Giganotosaurus y el Tyrannosaurus. Si las estimaciones son correctas, el Spinosaurus seria el teropodo más grande, midiendo entre 16 y 18 metros de largo, alrededor de 6 metros de alto y un peso de 9 toneladas.

Parecen cercanos, Parientes lejanos

León de las cavernas

Panthera spelaea 

Fecha de extinción: Hace aproximadamente 10.000 años

European Lion

El león de las cavernas no era un león autentico, aunque pertenecía al mismo genero. Durante el Pleistoceno tardío se le encontraba en toda Europa y Asia hasta Siberia, y presumiblemente dio origen al león americano (Panthera atrox) al cruzar a lo que hoy es Alaska. Era más grande que los leones o tigres modernos. No tenía melena, su pelaje tenia unas franjas opacas y se supone que vivía en parejas o en solitario, y no en manadas como los leones modernos (Panthera leo). Se extinguió cuando sus presas, principalmente ungulados de gran tamaño, comenzaron a desaparecer como resultado de cambios climáticos globales al final de la Edad de Hielo, y probablemente también por la excesiva caza por parte de los seres humanos.  

León europeo

Panthera leo europaea 

Fecha de extinción: Aproximadamente en el año 100 DC 

Era una subespecie del león moderno (Panthera leo). Aunque vivio en gran parte de Europa (a donde llego probablemente desde Asia), ya antes del nacimiento de Cristo se había extinguido en muchas áreas del continente. Las razones no son claras, pero se sabe que fue objeto de caza excesiva, y que se le capturaba en gran numero para exhibirlo en los circos romanos, donde se le enfrentaba con otros animales hoy extintos, entre ellos el Uro (Bos primigenius) y el tigre del Caspio (Panthera tigris virgata), y con gladiadores humanos. El último reducto del león europeo fue Grecia, donde se extinguió aproximadamente en el año 100. Aunque después de eso todavía hubo una población de leones en el Caucaso que duro hasta el siglo X, se cree que estos eran leones asiáticos (Panthera leo persica). No obstante, hay controversia sobre si el león europeo, era verdaderamente una subespecie aparte, o pertenecía a la misma que los leones asiáticos de la actualidad que sobreviven a duras penas en unos cuantos parques nacionales de la India.  

Como ven, son dos cosas muy distintas. El león europeo propiamente dicho era realmente un león, mientras que el león de las cavernas no lo era. El león europeo vivió en tiempos históricos; el de las cavernas, se extinguió en tiempos prehistóricos. El estudio de los grandes felinos fósiles es difícil porque sus esqueletos se parecen mucho.

Su clasificación es a menudo igual de problemática. No obstante podemos estar seguros de que el león de las cavernas no es un león autentico porque finalmente se han hecho exámenes genéticos a partir de sus restos. La verdad es que esto ha explicado muchas cosas.


''Gracias a Hodari Nundu por la información''

El Múrcielago vampiro gigante de las Américas

Dentro del orden de los Quirópteros, el grupo de mamíferos conocidos popularmente como murciélagos, encontramos un gran diversidad de especies, así como de formas  distintas de alimentarse: existen murcielágos cuya dieta se basa en la fruta, otros que comen principalmente insectos o pescado e incluso algunos que se han especializado en consumir  el néctar de las flores. Sin embargo, los que  más llaman la atención, por la peculiar manera que tienen de procurarse alimento, de hecho es un caso único entre los mamíferos, son los hematófagos, es decir, aquellos murciélagos que subsisten exclusivamente a base de la sangre de otros animales.

Con una envergadura de 75 cm, el Desmodus draculae se convierte en el Murciélago vampiro gigante de todas las Américas, (ya que vivió desde México hasta Brasil)

Cocodrilo pigmeo en Brasil

Un grupo de paleontólogos brasileños presentó en Río de Janeiro una nueva especie de cocodrilo, extinto hace 90 millones de años, cuyos restos fueron descubiertos en el estado de Sao Paulo.

Los restos fósiles del Adamantinasuchus navae, que no superaba los 50 cm de largo ni los 10 kilos de peso, se encontraron entre rocas durante las obras de construcción de una represa en la localidad de Marília, a 432 kilómetros de Sao Paulo. El paleontólogo William Nava, descubrió esta nueva especie del periodo Cretácico, por lo que se bautizó al fósil con el apellido del científico (como suele sucederer en estos casos).

El estudio sobre esta nueva especie de cocodrilo fue emprendido por dos profesores del Departamento de Geología de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) , Pedro Henrique Nobre e Ismar de Souza Carvalho, y publicado en la revista científica "Gondwana Research" .

De Souza Carvalho explicó que entre las peculiaridades del animal, además de su reducido tamaño, están sus enormes ojos y los dientes "molarizados, más cercanos a los de los mamíferos" , por lo que se cree que podría tener una dieta omnívora y comer pequeños animales.

"Esta nueva especie de cocodrilo era muy distinto de los cocodrilos y caimanes que se conocen ahora: era terrestre, omnívoro, vivía en ambientes secos y podría incluso ser gregario" , apuntó De Souza Carvalho.

Combate frente a frente

Image:Kubanochoerus gigas.jpg

El Kubanochoerus gigas, perteneció al género de los Cerdos, solo que en este caso es uno muy grande, alcanzando 1 metro hasta los hombros y un peso de media tonelada, lo convierten en una bestia formidable y prácticamente inabatible. Vivió en Eurasia durante el Mioceno, alimentándose de raíces, tubérculos y vegetación que estuviese a su alcance.

Además de que los machos presentan una típica característica distintiva, una gran protuberancia entre los ojos, lo que hace pensar a los científicos que los machos la usaban en época de celo para combatir frente a frente con otros machos rivales o para disuadir a los depredadores de la época.

Una cruza de especies

Un nuevo estudio sobre los restos fosilizados de los humanos modernos más antiguos encontrados en China, indicaría que los primeros Homo sapiens chinos no habrían llegado de África, según distribuye la agencia china Xinhua. El estudio será publicado en la revista Proceedings of the U.S. National Academy of Sciences el 3 de Abril.

Los nuevos descubrimientos muestran que la teoría de que los humanos modernos se esparcieron hacia el este desde África no le hace justicia a la complejidad de la evolución humana, dijo Shang Hong, ciantífico del Instituro de paleontología de vertebrados y paleoantropología de la Academia de ciencias china. Shang Hong, Tong Haowen, junto con otros colegas, más el paleoantropólogo Erik Trinkaus, de la Universidad de Washington, examinaron los 34 fragmentos de esqueleto, una mandíbula incluida, descubierto en 2003 en la cueva Tianyuan, Zhoukoudian, en los suburbios de Beijing. Los restos tienen una antigüedad de entre 35.500 y 42 mil años.

"De este periodo de tiempo, que es esencial para entender la extensión del hombre moderno por el mundo, tenemos dos fósiles bien datados en el este de Asia", explica Trinkaus. "Tenemos los restos de la cueva Niah, en Sarawak, Borneo, y ahora este especimen de China. Si vamos al oeste, los siguientes fósicles están en Líbano, no hay nada entre medias". Luego de ese período también está el hombre de Mungo, de Australia.

El individuo de Tianyuan tenía gandes dientes delanteros, igual que otros restos arcaicos, lo que hace pensar a Trinkaus y colegas, que los H. sapiens de África se habían mezclado con las poblaciones existentes, presumiblemente el H. erectus asiático.

La teoría "fuera de África" sostiene que los humanos podernos aparecieron hace entre 200 y 160 mil años en el este de África, y luego migraron hacia otras partes del mundo, hace entre 35 y 89 mil años, y en el camino barrieron con todas las especies homínidas preexistentes (neandertales, H. erectus), sin mezclarse.

Pero Wu Xinzhi, de la Academia de ciencias china, dijo que el descubrimiento muestra que los humanos arcaicos del territorio actual de China no fueron totalmente reemplazados por los humanos modernos de África.

Hay otros paleoantropólogos que no están de acuerdo con la teoría "fuera de África" y abogan por la llamada "Multirregional", en la que se dice que la evolución del ser humano se dio en diferentes lugares, varias veces, descendiendo de las poblaciones anteriores, y que todas tuvieron contacto entre sí, mezclándose, no eliminándose. Los ancestros del hombre habrían emigrado de África hace al menos 1.5 millones de años.

Los recientes decubrimientos de Kostienki, demostraron que en la Rusia central, ya había H. sapiens hace 45 mil años. Lo que se viene viendo desde hace años es más una unión de estas dos teorías. El Homo sapiens apareción en África, no en todos lados, pero no reemplazó a todos los homínidos preexistentes, sino que se cruzó con ellos. Lo que todavía no puede ser explicado es por qué fueron los sapiens los que absorvieron a los otros. Trinkaus dice: "La pregunta es, ¿de dónde salieron estos rasgos? O los desarrollaron de la nada, que que no es muy probable, o, en algún grado, se cruzaron con grupos arcaicos. El sexo es algo pasa y no lo encuentro ni inquietante ni sorprendente".

Desde el Polo Norte hasta el Polo Sur

El Kritosaurus un típico Hadrosaurio de 10 metros de longitud habitando desde el Ártico hasta el Antártico durante el Cretácico superior, era una de las especies más abundantes de las Américas, y también muy abundante en la región norte de México, con su ya característica protuberancia frente a sus ojos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Los Pterosaurios de Múzquiz

M. coahuilensis

Un nuevo Pterosaurio encontrado en México del Cretacico superior, al que se le a dado el nombre de Muzquizopteryx coahuilensis debido al lugar donde fue encontrado (En el estado de Coahuila, municipio de Múzquiz.) Se le a asignado a la familia de los Nyctosaurios.

Este pequeño Pterosaurio que su envergadura apenas superaba los 2 metros, planeaba sobre los antiguos cielos mexicanos (posiblemente también los estadounidenses) en busca de peces y otros animales que le fueran fáciles de capturar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres