Blogia
DinoDetectives

Paleontología

Figurilla de Mamut

Arqueólogos de la Universidad de Tübingen, Alemania, han descubierto la primera figura tallada de un Mamut lanudo de 35 mil años de antigüedad.

La talla fue encontrada en Jura de Suabia, una meseta de 220 metros de largo, en el estado alemán de Baden-Wurtemberg.

Los arqueólogos creen que es la pieza tallada de marfil más antigua descubierta hasta ahora. “Puedes estar seguro que había arte en Suabia hace 35 mil años”, dijo el arqueólogo Nicholas J. Conard al periódico Spiegel Online.

La figura más interesante es la de un mamut lanudo: es muy pequeña, de apenas 3,7 cm de largo con unos 7,5 gramos de peso. Tiene una talla muy detallada. Está decorada con seis incisiones cortas. El león en miniatura mide 5,6 cm de largo, con un torso y cuello largos, decorado con unas 30 cruces a lo largo de la espina.

El contexto geológico de los descubrimientos y las dataciones por radicarbono indican que las tallas pertenecen a la cultura auriñasiense, y dan unas fechas entre 30 y 36 mil años antes del presente, o sea que el Homo sapiens ya andaba por esa zona.

http://neanderthalis.blogspot.com/

http://www.spiegel.de/international/zeitgeist/0,1518,489776,00.html

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Bosque Petrificado

Científicos chinos han descubierto un bosque petrificado en la provincia oriental de Anhui con una antigüedad de entre uno y dos millones de años.

El bosque tiene una superficie de 200 metros cuadrados y se halla en la montaña de Xianyu, en el municipio de Dongzhi. Los árboles, convertidos en sílice, tienen hasta 3,5 metros de altura y 1,2 metros de diámetro, y podrían revelar información sobre el clima y la vegetación prehistóricas.

Según expertos del Instituto de Paleontología de Nankín, el bosque contiene restos fosilizados de pinos, cipreses, abetos y albaricoques. Durante todos estos años, afirmaron, había permanecido enterrado, pero con el paso del tiempo, las lluvias han acabado por despejar la superficie y dejarlo a la intemperie.

http://resumidor.blogspot.com/

http://www.lavanguardia.es/lv24h/20070620/51365375886.html

Cementerio de Ballenas

Han descubierto un cementerio de ballenas de cinco millones de años en una zona de cinco hectáreas en el sector de Los Maitenes, Región de Valparaíso, Chile.

El descubrimiento fue realizado por el Club Explora Conicyt Taller Científico de Experiencias Múltiples, compuesto por la profesora de Biología y magíster en Ciencias Biológicas María Verónica Andrade, y 60 niños del colegio Villa Aconcagua de Concón.

El sitio, ubicado a seis kilómetros del mar, corresponde al Plioceno, es decir la quinta época del período Terciario, que abarca desde cinco a dos millones de años en el pasado. Anteriormente, el grupo había descubierto un sitio paleontológico de ocho a 10 millones de años –correspondiente al período Mioceno (24 a cinco millones de años atrás)- en la zona de Horcón, con restos fragmentados de ballenas más pequeñas.

http://resumidor.blogspot.com/

El mostrador

Major

[Psitacosaurusmajor.jpg]

Psittacosaurus mongoliensis es uno de los dinosaurios históricos mejor conocidos, debido a que se han encontrado docenas de esqueletos completos en el Cretácico Inferior de Mongolia y China. Sin embargo Psittacosaurus mongoliensis es un pequeño dinosaurio que vivió en el Cretácico Inferior con un cráneo similar proporcionalmente al resto del cuerpo similar a otros ornitisquios.

En un trabajo recién publicado en la revista Acta Palaeontologica Polonica por Paul Sereno y colaboradores se describe Psittacosaurus major, con un cráneo 25% mayor que Psittacosaurus mongoliensis en relación al resto del cuerpo. Para los autores se ha encontrado la línea que va a dar lugar al final del Cretácico a los ceratopsios con ese cráneo tan desmesuradamente grande para los dinosaurios.

http://aragosaurus.blogspot.com/

Ancestro miniatura del Panda

                    

Un grupo de antropólogos de la Universidad de Iowa anunció ayer el descubrimiento en China del cráneo de un panda de tamaño enano, el antecesor más antiguo conocido de estos animales, según informó la publicación "Proceedings of the National Academy of Science" (PNAS).

Curiosamente, y a pesar de que pueda parecer contradictorio, el antepasado más antiguo del Panda gigante es un oso de tamaño enano que vivió en el sur de China hace algo más de 2 millones de años, afirmó Russell Ciochon, profesor de antropología de la Universidad de Iowa y uno de los autores del estudio.

Ciochon manifestó que el ancestro del panda, conocido como Ailuropoda microta o "Panda pigmeo", medía cerca de 90 centímetros de largo, en comparación a los más de 150 centímetros del Panda gigante tal y como lo conocemos hoy en día.

El estudio desveló que, a pesar de los años que los separan, el antepasado del panda, al igual que el actual, se alimentaba de bambú, según se ha comprobado luego de encontrar indicios de una masticación constante en el cráneo hallado.

El hallazgo de este cráneo muestra que la anatomía básica del Panda gigante se ha mantenido mayormente sin cambios durante millones de años.

Este estudio es especialmente significativo porque las anteriores investigaciones, realizadas entre 1985 y 2002 a partir del hallazgo de varios huesos y dientes, no tuvieron éxito.

La Fundación Nacional de Ciencias Naturales de China y la Universidad de Iowa se encargaron de la financiación de este estudio.

Los Dinosaurios se morian como las Aves, retociendose del dolor

Cuando un ave se muere, sus mandíbulas se abre, la cabeza gira hacia atrás y el cuello se curva. La postura (Post Mortem), en esta postura se han encontrado los dinosaurios y otros grupos relacionados con ellos, además de algunos de los primeros mamíferos. Esta “impostura” era tradicionalmente atribuida a corrientes de agua (cuando el animal moría en ella) o al rigor mortis, que provocaba contracciones en los tendones.

A Cynthia Marshall Faux, veterinaria de formación, pero metida en la Paleontóloga, no le cuadraba esta explicación con su experiencia. Más bien, dice, ese tipo de posturas encajan mejor con los casos de envenenamiento con estricnina. Ella y Kevin Padian escriben el la revista trimestral Paleobiology que este rigor mortis es debido a algún tipo de daño del sistema nervioso central. En medicina se conoce con el nombre de opisthotonus a este tipo de síntomas y aparece, por ejemplo, con el tétanos y en casos de sofocación o anoxia. Esto explicaría que muchos de estos fósiles se encuentren en grandes depósitos de cenizas volcánicas.

Secundariamente, el hecho de que esta situación aparezca en dinosaurios, pterosaurios y mamíferos, implicaría una elevada tasa metabólica y unos efectos dramáticos en caso de estrés oxigénico, es decir, un apoyo de que todos estos animales serían de sangre caliente. La muerte se da muy lentamente, algo que no ocurriría en casos se asfixia cuando el animal es de sangre fría, sus metabolismos son más lentos y los daños menos traumáticos.

                                              Ikarus

Dinosaurios en la Playa

Las primeras huellas de dinosaurios carnívoros del Cretácico inferior de la Argentina fueron encontradas cerca de Chos Malal, al noroeste de la provincia de Neuquén, por geólogos y paleontólogos de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA. Estas pisadas evidencian que, hace unos 130 millones de años, la zona constituía un mar poco profundo y sometido a mareas, según explican los investigadores, que presentaron el hallazgo en la V Reunión Argentina de Icnología, realizada en Ushuaia.

Integran el equipo que hizo el hallazgo los doctores en geología Pablo Pazos y Darío Lazo, y las doctoras en biología Claudia Marsicano y Beatriz Aguirre-Urreta, todos investigadores del Conicet.

Mientras estaban recorriendo la zona, les llamó la atención la ausencia de fauna típica de fósiles marinos, muy frecuentes en otras áreas. De pronto, el doctor Lazo dio con nueve pisadas que indicaban, claramente, que por allí habían pasado dinosaurios. Las marcas de garras aguzadas indican que son dinosaurios carnívoros. Además, las pisadas, que miden entre 35 y 40 centímetros, hablan de animales de gran porte, de unos tres metros de altura.

"Paramos casi de casualidad porque se veían unos rasgos en la roca que sugerían la presencia de mareas", dice Pazos. Y Lazo acota: "Era la tardecita, volvíamos a Chos Malal, subimos por una quebrada, exploramos el área y cuando bajamos, me encuentro con un lugar plano, bastante descubierto, y veo una huella".

Humildes orígenes

Un experto en fósiles del Museo de Historia Natural de Londres ha identificado una nueva especie de dinosaurio del grupo de los ornitisquios. El Eocursor parvus (pequeño corredor temprano) era un ''primo pequeño'' de el Anatotitan, Triceratops, Stegosaurus, Ankylosaurus, etc que vivieron entre el Jurasico y el Cretácico (hace entre 190 y 65 millones de años) y cuya población se calcula en unos 10.000 individuos en todo el planeta. Para los científicos, su estudio podría aportar pruebas concluyentes sobre los orígenes de estos dinosaurios herbívoros.

A diferencia de lo que ocurre con la mayoría de los ornitisquios, que eran de enorme tamaño y se desplazaban muy lentos, los Eocursor ''apenas medían 30 centímetros de largo'', eran ágiles y extremadamente rápidos, similares a los zorros de hoy en día. El Eucursor se alimentaba con plantas gracias a su dentadura en forma de hoja, y con la ayuda de una pata inusualmente larga, que le permitía coger ramas. Los huesos de la parte inferior de las patas traseras son mucho más largos, lo que sugiere que eran animales capaces de correr a bastante velocidad para escapar de los depredadores.

El único fósil que se ha encontrado apareció en Suráfrica en 1993, pero no ha sido estudiado al detalle hasta ahora. La edad del fósil es de aproximadamente 220 millones de años. Los paleontólogos han encontrado casi todo el cráneo, los brazos, las patas, la pelvis y varias vértebras, lo que convierte a este ejemplar en el ornotisquio más completo jamás hallado del Triásico medio.

Cuellilargo planeador

Paleontólogos estadounidenses han descubierto un pequeño reptil que podía planear de árbol en árbol. Dos fósiles de este reptil fueron encontrados en sedimentos de 220 millones de años de antigüedad entre Virginia y Carolina del Norte (EEUU).       La criatura fue bautizada Mecistotrachelos apeoros, que significa planear, y cuello largo.

“Una de las cosas más ingeniosas de este reptil que planeaba son sus pies”, dijo Nick Fraser del Museo de Historia Natural de Virginia, descubridor de los dos fósiles. “Fueron preservados en una postura en forma de gancho que es inusual y sugiere un hábito de apretar. Estoy convencido de que usaba sus miembros traseros para agarrarse de las ramas”.

¡¡¡Oviraptorosaurio gigantesco !!!

Un equipo de científicos chinos ha descubierto el fósil de un gigantesco dinosaurio desconocido hasta ahora, de 70 millones de años de antigüedad que, parecido a un ave, se calcula que llegó a pesar 1.400 kilos, revela hoy la revista científica británica Nature.

El esqueleto incompleto del animal, un dinosaurio carnívoro bautizado con el acertado nombre de Gigantoraptor erlianensis y que vivió al final de la época del Cretácico, fue descubierto en la Mongolia Interior, en China. Se trata de un hallazgo que ha sorprendido a los científicos porque hasta ahora las teorías sugerían que los dinosaurios carnívoros disminuyeron de tamaño conforme su cuerpo se pareció más al de las aves.

Gigantic Birdlike Dino Discovered in China

Dirigido por el profesor Xing Xu, de la Academia de las Ciencias de China, el equipo investigador llevó a cabo un análisis filogenético de los restos del animal, tras el que lo agruparon en la familia de los Oviraptor, del subgrupo de los terópodos, de los que se cree que fueron los parientes de los antepasados de los pájaros que viven en la Tierra hoy en día.

El pico, sus largas patas y un cráneo pequeño con una cresta angosta son algunas de las muchas similitudes que el nuevo dinosaurio comparte con la familia de los Oviraptors, aunque los 1.400 kilos en los que se estima el peso del Gigantoraptor superan en 35 veces el de esos dinosaurios, una especie de animales pequeños con una masa corporal que raramente excedía los 40 kilos.

Los descubridores del fósil estiman en 8 los metros de largo y 3,5 los metros de alto que habría medido el dinosaurio descubierto, al tiempo que observaron indicios de un crecimiento interrumpido, lo que indica que era joven cuando murió y que, por tanto, sus dimensiones adultas aún deberían haber sido mayores.

Según el equipo investigador, el Gigantoraptor debió de alcanzar tales medidas por crecer a una velocidad superior a la de los imponentes tiranosaurios de América del Norte, como el Albertosaurus y el Gorgosaurus.

Estimaciones que he realizado han arrojado como resultado un tamaño máximo para el Gigantoraptor unos 10 metros de largo por 6 metros de alto alcanzándolos a la edad aproximada de entre 13 y 15 años. Y con una duración de vida del animal rondando entre los 20 y los 25 años de edad.

Un Hongo dentro de un Ámbar

Un hongo encontrado en un pedazo de ámbar de 100 millones de años tiene unos 20 millones de años más que otros hongos fósiles conocidos, dijo un experto. El hongo fue descubierto hace aproximadamente un año en Myanmar, dijo George Poinar, un profesor de entomología retirado en la Universidad de California, Berkeley, que ahora vive en Corvalis, Oregon.

El hongo ancestral es especialmente interesante porque contiene dos parásitos, uno alimentándose del hongo y otro del primer parásito. "Yo estaba bastante sorprendido con el hongo", dijo Poinar al diario The Oregonian. "Pero ver los parásitos fue asombroso. Nadie ha visto antes este tipo de asociación".

El ámbar es la resina fosilizada de árboles. La resina tiene propiedades químicas que actual como embalsamador natural para las criaturas ancestrales atrapadas en ella. "Esto demuestra la antigüedad de los hongos _ y los parásitos que les infectan", dijo Poinar al diario.

El espécimen es similar a los hongos que crecen en la actualidad en la corteza de algunos árboles. "Esos hongos adornaron árboles hace 100 millones de años, así que probablemente fueron bocados deliciosos para los dinosaurios", dijo Poinar.

Joseph Spatafora, especialista en hongos y profesor de botánica y patología de plantas en la Universidad estatal de Oregon, dijo al periódico que el descubrimiento del pedazo de ámbar es significativo porque los fósiles de hongos son raros. Los hongos ancestrales carecen de huesos o cáscaras, por lo que muy pocos sobreviven. "Así que el espécimen en el ámbar nos puede dar mucha información sobre la diversidad de ese período en el pasado", dijo Spatafora, y da a la ciencia una idea del papel de los hongos en el ecosistema boscoso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Caminaron primero en los árboles

Nuestros ancestros comenzaron a caminar en los árboles antes de hacerlo en tierra firme, según afirma un estudio de paleontólogos ingleses divulgado este jueves por la revista 'Science'. Las actuales teorías sobre la evolución de los homínidos señalaban que el bipedalismo, (la característica que diferencia al hombre de sus parientes primates), comenzó cuando éstos descendieron de los árboles, no antes.

Los paleontólogos de la Universidad de Liverpool, dicen que según estudios recientes hechos a partir de fósiles, mostraron que algunos homínidos, incluido el de Lucy (Australopithecus afarensis), vivieron en bosques. Al mismo tiempo, otras formas más primitivas como la del llamado Hombre del Milenio (Orrorin tugenensis) parece que vivieron en la copa de los árboles y se desplazaban sobre sus extremidades inferiores. "Los resultados de nuestro estudio han confundido el panorama", señaló Robin Crompton, uno de los autores de la investigación. "Si estamos en lo cierto, esto significa que no se puede confiar en que el bipedalismo nos diga si estamos ante el ancestro de un ser humano o el de otro primate", indicó. Según el científico, "es cada vez más difícil decir qué es humano y qué es simio y nuestro trabajo lo confirma".

Crompton, Susannah Thorpe y Roger Holder, de la Universidad de Birmingham, llegaron a la conclusión sobre el bipedalismo arbóreo de los primates al observar orangutanes en Sumatra (Indonesia). Según señalaron, los orangutanes pasan la mayor parte de su vida en los árboles, lo que los convierte en modelos útiles para establecer cómo se desplazaron nuestros ancestros hace millones de años. Debido a que esos ancestros comían frutas, habrían tenido que apoyarse en las ramas débiles en la periferia de la copa de los árboles. El hecho de caminar sobre sus extremidades inferiores y utilizar sus brazos para mantener el equilibrio les habría ayudado a desplazarse, según el estudio. "Nuestros resultados sugieren que el bipedalismo se usó para recorrer las ramas más débiles, donde están las mejores frutas, y también para pasar de un árbol a otro", según Thorpe.

Tyrannosaurs vs. Spinosaurus

Spinosaurus aegyptiacus 17 metros de largo, 1.75 metros el cráneo y 7-9 toneladas (Journal of Vertebrate Paleontology, vol 25, p 888).

Giganotosaurus carolinii 13.7 metros, según la reconstrucción de un esqueleto parcial.

Tyrannosaurus rex 12.8 metros y 6.4 toneladas, medidas de Sue el T. rex más grande.
Una buena imagen y no reconstrucciones malas vale más que mil palabras

El Estegosaurio bebé pisa fuerte

Hace cerca de 150 millones de años 2 bebés del tamaño de un pavo dejaron sus huellitas en la orilla de un rió mientras pasaban por ahí, en lo que hoy es Colorado, Estados Unidos. Sus pequeñas huellas un poco más grandes que una moneda fueron rápidamente sepultadas por el cieno, siendo haci su perfecta preservación hasta nuestros días.

Las pisadas de Stegosaurus son extremadamente raras y estas pisaditas de bebé Stegosaurus son realmente increíbles, casi imposibles de encontrar, dice Matt Mossbrucker quien encontro las huellas.

 

Cocodrilos Italianos

Un equipo de paleontólogos ha descubierto en Gargano,Italia, los primeros fósiles de cocodrilos europeos que poblaron las aguas del Mediterráneo hace más de 5,000,000 de años, según recoge la revista 'National Geographic Deutschland' en su número de junio.Según la publicación, hasta ahora sólo se conocía que existieron en Europa algunas especies de caimanes, extinguidas hace 6,000,000 de años, pero la presencia o no de cocodrilos en la zona norte del Mediterráneo continuaba siendo un misterio.

Los restos descubiertos en Italia, principalmente huesos de mandíbulas y dientes, han permitido a los científicos determinar que el tamaño de estos animales habría alcanzado los dos metros de largo, la mitad que sus parientes del río Nilo.

¿Molusco, Anélido ó Braquiópodo?

El hallazgo de un fósil del Cámbrico, hace aproximadamente 505 millones de años atrás, el Orthrozanclus reburrus ha supuesto la conexión entre tres grupos de seres vivos: los Moluscos (calamares), los Anélidos (lombrices) y los Braquiópodos (una clase de moluscos con concha). Este fósil, al no encajar en ningún grupo conocido hasta ahora, pues comparte características de los ancestros de los tres grupos antes mencionados, será el primero de un nuevo grupo que se llamará Halwaxiidos.

 

Dinosaurios nadadores

Encuentran 12 huellas consecutivas subacuaticas localizadas en La Virgen del Campo España, confirmando lo ya se venia venir desde hace años, que algunos Dinosaurios eran nadadores, además es bien sabido por todos de que Europa en épocas del Mesozoico era solo un grupo de islas dispersas, haci que no es de sorprender.

El equipo que condujo Rubén Ezquerra de la Fundación Patrimonio Paleontológico de La Rioja, España, descubrió las impresiones de pisadas en una gran área en la que se sabe la abundancia de huellas de dinosaurios terrestres, que datan del Cretácico inferior, hace 125 millones de años atrás.

&autoplay=1"

El Pliosaurio más grande del MundO

Cuando ya se tenia definido al Kronosaurus desde su descubrimiento como el Pliosaurio más grande del Mundo, con una longitud de 18 metros de largo, y en todos los libros y revistas relacionadas a la Paleontología se le titulaba como ‘’El rey de los Mares’’, pero en 1999 cuando se estreno Walking with Dinosaurs, surgió un nuevo contendiente para ese titulo, el Liopleurodon, en donde en el Docu-Drama se le daba una polémica longitud de 25 metros de largo, aunque sus verdaderos fósiles solo llegaban a los 12 metros.

 

Haci que desde entonces se entro en una controversia interminable debido a los tamaños reales y a los tamaños asignados,  pero en el 2003 durante el estreno de Chased by Sea Monsters, aparecieron unos Liopleurodon más pequeños, de unos 18 metros de largo (en comparación con los 25 metros de WwD) que cazaban en pequeños grupos (un comportamiento gregario, el cual es especulativo) de 4 ó 5, nuevamente surgió la polémica, pero la BBC decía que sus reconstrucciones estaban basados en datos reales de México, en donde se habían encontrado unos restos de un Pliosauio de gran tamaño, unos 15 metros de largo (del cual aun no se tienen nombre científico y solo se le conoce como El Monstruo de Aramberri)

 

Pero hasta que no se tengan más restos y de mejor calidad, solo nos queda esperar y no especular.

Nuevo Diplodocido de Tanzania

Encuentran en Tendaguru Tanzania una nueva ''especie'' de Diplodócido a la cual le asignaron el nombre de Australodocus bohetii, (solo por un par de vertebras), vivió en el Jurasico superior.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Más pequeño de lo que se pensaba

El antepasado más antiguo de los monos, los simios y los humanos vivió en el norte de África hace la friolera de 29 millones de años, tenía un cerebro más pequeño de lo que hasta ahora se pensaba y la diferencia en el tamaño de ambos sexos era muy grande, lo que se relaciona con un tipo de estructura social en el que convivían en el mismo grupo varios machos y hembras. Todo ello ha podido averiguarse gracias al estudio de un cráneo de la especie Aegyptopithecus zeuxis, realizado por investigadores de la Universidad de Duke.

El cráneo, el segundo que aparece de este extinto animal y el más completo, fue encontrado en el año 2004 en la depresión de Fayum, una región en el centro de Egipto, pero ha sido ahora cuando el equipo dirigido por Elwyn Simons, de la División de Primates Fósiles de la universidad americana, ha identificado la especie utilizando el micro-escáner CT, una técnica de rayos X computerizada que sirve para calcular las dimensiones del cerebro una vez encajonado en un cráneo. 

El primer cráneo A. zeuxis fue encontrado por Simons en 1966, también en Egipto, y por sus características y antigüedad (unos 30 millones de años y más) se considera el antepasado común de la familia Hominoidea (la de los simios y el ser humano) y la de los monos. Por lo que se ha logrado averiguar, se trataba de un animal que vivía en los árboles, aunque podía andar a cuatro patas en el suelo. En aquella época, el temprano Oligoceno, la desértica región de El Fayum era una auténtica selva tropical. Este primer cráneo y otros fragmentos dieron origen a la hipótesis de que el cráneo de este antiquísimo mono habría tenido un cerebro grande en proporción a su cuerpo, lo que cuadraba con la teoría según la cual la evolución se relaciona con el aumento de este órgano.

Sin embargo, Simons y sus colegas han encontrado ahora que es mucho más pequeño de lo que se pensaba (entre 20,5 y 21,8 centímetros cúbicos). "Esto significa que el gran cerebro de los monos y los simios se desarrolló más tarde", señalan los investigadores en sus conclusiones en la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS). Tan significativo fue el cambio de tamaño que al principio pensaron que se trataba de una nueva especie. Tras comparar los dos cráneos, ambos de ejemplares muy jóvenes, comprobaron que había un gran dimorfismo en la especie, es decir, que los machos doblaban en tamaño a las hembras. "Los primates diurnos modernos con grandes diferencias entre géneros forman manadas de multimachos y multihembras de unos 15 individuos. Luego el Aegyptopithecus debía tener un grupo social amplio que rechazaba a los no miembrros", afiman los paleontólogos de EEUU. Otra peculiaridad es que su corteza visual era de gran tamaño, lo que implica que tenían una visión muy aguda, "algo muy característico de los antropoides". Por su órbita ocular se sabe también que era un animal diurno.

Manuel Domínguez-Rodrigo, paleontólogo de la Universidad Complutense de Madrid que trabaja en la Garganta de Olduvai (Tanzania), destacaba la importancia de estos hallazgos: "Es el antepasado común más antiguo de todos los monos, simios y humanos y este análisis ha detectado que los primates, en su origen no tenían un cerebro grande, sino que éste fue un desarrollo posterior, al margen de la adaptación a los árboles y al cálculo de las distancias. Hace 20 millones de años, ya había primates con grandes cerebros, luego algo debió de ocurrir y pudo ser el procesamiento de información que precisa el saltar de un árbol a otro", argumenta. Su colega Jordi Agustí, investigador en el ICREA del Instituto de Paleoecología Humana de Tarragona, cree que Simons y sus colegas han dejado abiertas varias preguntas. "La especie tenía el lóbulo frontal pequeño y un cráneo que lo aproximan a los lemures, luego entre este grupo y sus sucesores (hace 23 millones de años) hay un vacío evolutivo y morfológico. Además, significa que los cerebros de los monos de Sudamérica y Africa aumentaron de forma independiente", asegura. Agustí también cree que algo pasó en el Mioceno para que el cerebro comenzara a crecer. "En Africa pudo ser el choque en la plataforma de Eurasia o un cambio en el clima, pero nos faltan fósiles de hace 28 millones para poder saberlo con certeza", concluye.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres