Blogia
DinoDetectives

Un Hongo dentro de un Ámbar

Un hongo encontrado en un pedazo de ámbar de 100 millones de años tiene unos 20 millones de años más que otros hongos fósiles conocidos, dijo un experto. El hongo fue descubierto hace aproximadamente un año en Myanmar, dijo George Poinar, un profesor de entomología retirado en la Universidad de California, Berkeley, que ahora vive en Corvalis, Oregon.

El hongo ancestral es especialmente interesante porque contiene dos parásitos, uno alimentándose del hongo y otro del primer parásito. "Yo estaba bastante sorprendido con el hongo", dijo Poinar al diario The Oregonian. "Pero ver los parásitos fue asombroso. Nadie ha visto antes este tipo de asociación".

El ámbar es la resina fosilizada de árboles. La resina tiene propiedades químicas que actual como embalsamador natural para las criaturas ancestrales atrapadas en ella. "Esto demuestra la antigüedad de los hongos _ y los parásitos que les infectan", dijo Poinar al diario.

El espécimen es similar a los hongos que crecen en la actualidad en la corteza de algunos árboles. "Esos hongos adornaron árboles hace 100 millones de años, así que probablemente fueron bocados deliciosos para los dinosaurios", dijo Poinar.

Joseph Spatafora, especialista en hongos y profesor de botánica y patología de plantas en la Universidad estatal de Oregon, dijo al periódico que el descubrimiento del pedazo de ámbar es significativo porque los fósiles de hongos son raros. Los hongos ancestrales carecen de huesos o cáscaras, por lo que muy pocos sobreviven. "Así que el espécimen en el ámbar nos puede dar mucha información sobre la diversidad de ese período en el pasado", dijo Spatafora, y da a la ciencia una idea del papel de los hongos en el ecosistema boscoso.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres